Google+ Un negocio que sí funciona

Un negocio que sí funciona

14. 02. 27

Pese a que ya han pasado 10 años de su lanzamiento Michael Jordan sigue arrasando con sus zapatillas.

Corría el año 1984 cuando un joven y atlético Michael firmaba su primer contrato con la multinacional norteamericana Nike, que supone un reporte de 450.000 dólares al año.

Pasados 30 años la antigua promesa del baloncesto es hoy una de las principales bazas comerciales de la firma, con marca propia y capaz de superar en ventas, pese a llevar 10 años retirado, a las tres grandes estrellas del baloncesto dentro de la NBA que dominan el sector.    

Lo que hoy conocemos como la marca propia de Jordan, tiene el privilegio de ser una del as firmas más rentables de la compañía del swoosh. 

Prueba de ello es el último informe de SportOneSource que revela que el retirado jugador acapara hasta el 50% de la venta de zapatillas dentro de un mercado que mueve más de 4.400 millones de dólares al año.

Hablando en cifras, esto implica que la marca del ex de los Chicago Bulls ingresó el pasado 2013 algo más de 2.250 millones de dólares, superando con creces la suma que recaudaron entre los tres grandes embajadores de Nike dentro del sector de venta de zapatillas: LeBron James con 300 millones de dólares, Kevin Durant con 175 millones de dólares y el famoso Koby Bryant con una "austera" suma de 50 millones de dólares.

 La suma total supone unos ridículos 525 millones frente a los potentes 2.250 millones recaudados por el protagonista de Space Jam.

Muchos consideran que la clave del éxito de Nike radica en asociar su marca a jóvenes jugadores, futuras promesas del mañana, que a la postre reportarán a la firma grandes beneficios procedentes de la venta de sus zapatillas.  

Jordan tiene un 34% de la cuota de mercado de zapatillas, mientras que Addidas cuenta con un 5%, Reebok tan solo un 1,5%  y Under Armour a penas un 0,6% . Es decir, que entre Nike y y su filial Jordan acaparan por completo este competitivo mercado con un asombroso dominio del 92%.

Gracias a esta gran estrategia prolongada por los años, el patrimonio de Jordan se estima en más de 650 millones de dólares, lo que convierten al exbaloncestista  en todo un  ejemplo de buen gestor y explotador de una marca, pese a llevar años "fuera de juego".

Michael Jordan "Let Your Game Speak" Nike Commercial.

  Fuentes consultadas:

SUBIR